miércoles, 27 de febrero de 2013

Grave vulnerabilidad en el kernel de Linux detectada después de un año

Peligroso agujero de Linux fue detectado después de un año
Publicado por DiarioTi

Grave vulnerabilidad en el kernel de Linux probablemente ha sido conocida en círculos de hackers durante largo tiempo.

Diario TI - No solo Windows y Mac OS X son afectados por agujeros de seguridad. Una vulnerabilidad que acaba de ser solucionada ha sido probablemente explotada durante seis meses.

La vulnerabilidad en cuestión está situada en el Linux network stack, y puede ser aprovechada por intrusos para asignar derechos de administrador a un usuario corriente. El error radica en el archivo “net/core/sock_diag.c”, que hace posible para un atacante desencadenar un acceso de tipo out-of-bounds, consiguiendo así acceso directo al kernel.

El código vulnerable fue incorporado a Linux 3.3 en enero de 2012, y detectado recientemente por el desarrollador Mathias Krause, quien también elaboró un parche que lo corrige.

Por su parte, el experto ruso en seguridad informática Alexander Peslyak ha encontrado un archivo tar en Pastebin, que utiliza la vulnerabilidad para un ataque concreto contra sistemas Linux. Algunos de los archivos tienen fecha julio de 2012, lo que implica que la vulnerabilidad ha sido conocida en círculos de hackers por más de seis meses.

Con todo, para explotar la vulnerabilidad se requiere acceso local al sistema. En otras palabras, no es posible utilizarlo para ataques remotos.

El agujero de seguridad ha sido clasificado con el número CVE 2013-1763 y se espera que todas las distribuciones de Linux sean actualizadas durante los próximos días. Por ahora, hay una actualización disponible para el kernel de Fedora 18, y para Ubuntu 12.10.

Red Hat y Suse Linux Enterprise Server utilizan versiones más antiguas del kernel, por lo que no se ven afectadas por la vulnerabilidad. DiarioTi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.