martes, 15 de enero de 2013

La oportunidad del ciberdelincuente

La manipulación o la creación de webpages para poder infectar a los visitantes con malware a través de ellas, es una tendencia en alza. La mayoría de las víctimas llegan a ellas vía un buscador, el "enganche" es algún tema que trasciende en el momento, o alguna información de alguna personalidad del momento.

Hay asuntos que llaman la atención de fuerte manera al público en general, esa información es rápidamente difundida, de manera viral, en las redes sociales. El tema tiene cierto impacto en la gente y es "buscado", allí comienza la oportunidad del ciberdelincuente, manipulan o crean una página que se refiere a ese tema y que tiene códigos, lo infectan con exploits que generan lo que se conoce un campo de ataque, que consiste en buscar vulnerabilidades en el equipo del visitante engañado, aprovecha alguna debilidad, facilita el acceso de forma no autorizada y toma de control del sistema.

El punto más delicado y que resulta lo más importante de la oportunidad del ciberdelincuente es el usuario. Éste causa del mayor problema ligado a la seguridad de un sistema informático, porque no le importa, o no se da cuenta, en general por desconocimiento o por una valoración incorrecta de las medidas de seguridad que debe implementar.

El menosprecio de lo que implica navegar seguro en internet en general es provocado por la ignorancia del usuario, y ésto siempre tiene consecuencias desagradables. Un usuario ignorante es chismoso y peligroso, no lo dude.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.