lunes, 10 de diciembre de 2012

Contenedor incendiado en Buenos Aires contenía insecticida prohibido en UE con rumbo a Paraguay

Con sorpresa llego a información periodística que informa que el contenedor que se incendió en la Terminal 4 del Puerto de Buenos Aires, el pasado día jueves 6 de diciembre, contenía un insecticida llamado Thiadicarb, utilizado para el cultivo de maíz transgénico, que cabe destacar está prohibido en la Unión Europea (UE), por entro otros efectos, afectar el sistema nervioso.

Según la información, la carga incendiada contenía un insecticida de origen chino llamado Thiodicarb proveniente del puerto de Shanghai, en China, y realizó realizó transbordo en Buenos Aires, para ser dirigida en una barcaza para partir con destino al puerto paraguayo de Caacupe-Miports en Paraguay.

El Thiodicarb es un insecticida de uso agrícola, a base de carbamato sólido. "Según explica la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (Usepa), en su documento EPA-738-F-98-020, es un tóxico de categoría I (la más tóxica) si se lo ingiere, y de categoría III por irritación de piel y ojos (la categoría IV es la que no produce irritación)" (La Nación). Es peligroso por inhalación y por ingestión, dependiendo de su concentración, Se recomienda evitar contacto directo con el material. Si hay contacto con los ojos, se recomienda lavarlos inmediatamente con agua durante por lo menos 15 minutos y urgentemente consultar a un médico.

Noticias relacionadas:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.