domingo, 4 de noviembre de 2012

Sobre los "efectos de Sandy"

Me resulta sumamente interesante seguir las noticias y comentarios que surgen tras los efectos de Sandy. Recordemos que éste suceso afectó a una región muy importante en Estados Unidos, incluida la ciudad de New York y su inmenso conurbano.

El impacto en millones de personas y la economía es tremendo, en un post anterior señalamos una información que indicaba que "Sandy ha causado daños materiales por 20.000 millones de dólares (15.400 millones de euros) a su paso por la costa este de Estados Unidos. La cifra incluso podría ser mayor cuando se calcule la falta de ingresos registrada por las empresas en la región este del país tras la suspensión de sus actividades durante dos días" (EL MUNDO.ES).

Ayer, leyendo las noticias en mi lector de feeds, me entero sobre la difícil situación que se está pasando para conseguir combustibles. Puse un tuit con el vínculo a la nota que señalaba que en Long Island se vendía por US$ 5.99 el gallon de gasoline.

"En anuncios separados, el gobierno emitió una derogación temporal a la ley Jones que permitirá a tanqueros extranjeros transportar combustible entre la costa del golfo y la zona noreste, en tanto el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, derogó un impuesto sobre los tanqueros que arriban al puerto de Nueva York y anunció que el puerto estaba en condiciones de recibir a los buques. La derogación de la ley Jones tendrá efecto hasta el 13 de noviembre, informó el gobierno".
Todo esto esta dejando una interesante vieja lección y muy útil consejo: "Hay que esperar lo mejor, pero hay que prepararse para lo peor". Lo que me recuerda a los consejos de tener una mirada global para actuar localmente, en especial donde los temporales golpean seguido.

Post relacionado:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.