martes, 2 de octubre de 2012

Banda ancha, más lenta y cara en Argentina

Foto: Jorge S. King ©Todos los derechos reservados.
Banda ancha: en el país, más lenta y cara.- "El servicio aquí es uno de los peores de América latina. La conectividad de banda ancha sigue siendo cara y de baja calidad en la Argentina, y todo parece indicar que no cambiará en el corto plazo en relación con el resto de América latina. El plan más barato, es decir, el gasto mínimo que deben hacer los hogares para acceder a Internet, de 46 dólares, está entre los más caros de la región. Y la velocidad de descarga, de 6,4 megas promedio, es una de las más lentas". Por José Crettaz para La Nación.

Los tres caminos que llevan a la conectividad.- "Para mejorar la situación actual de los servicios de banda ancha en la Argentina hay tres caminos posibles que no son excluyentes. Se trata de tres herramientas de políticas que deben complementarse a fin de atender los desafíos de conectividad del país". Por Hernán Galperín para La Nación.

Triple play, un servicio que sigue "prohibido".- "Las empresas de telecomunicaciones no pueden dar TV porque la regulación lo impide; Cablevisión no puede dar telefonía porque el gobierno nacional no le entrega numeración para poder hacerlo. En general, debido a los límites impuestos por la ley de medios audiovisuales, los cableoperadores no pueden dar servicio en más de 24 localidades, lo que limita su escala para poder competir con las telefónicas. Tecnológicamente es posible, pero regulatoriamente no, y aún no hay cambios en el horizonte". Por La Nación.

Post Relacionados:
El acceso a internet es extraordinariamente costoso en América Latina. 13/06/2012.
El acceso a Internet en Argentina sería de mala calidad y costoso. 26/ 04/2011.

Más sobre Banda Ancha en éste blog.

3 comentarios:

  1. lo publicado en la nación jorge parece una mención a clarín, lo que en estoa momentos no le de debe haber hecho mucha gracia a sus propieatrios ya que refuerza los argumentos del gobierno en su cruzada contra el multimedio, más o menos "como hablar de sogas en la casa del ahorcado"...

    ResponderEliminar
  2. Se puede hacer esa lectura Hugo, coincido contigo, pero es una realidad que los servicios de acceso a internet no son buenos y son demasiado caros.

    En general, aquellos que necesitan el acceso para su desempeño económico están desconformes con la calidad de las prestaciones en relación al costo que les significa, y tal como señalan los relevamientos realizados para confeccionar el informe, se confirma lo señalado por los usuarios.

    Hoy para estar a tono con los contenidos que se levantan en el web, un usuario doméstico, que es el que compra vía internet, debería tener al menos una velocidad de descarga de entre 4,5 a 10 MB y se debería ofrecer la posibilidad de accesos sincrónicos, con velocidad de subida igual a la de descarga, a empresas y aquellos que desarrollan contenidos, a precios similares a lo que se cobra hoy por un acceso de banda ancha promedio.

    Por otro lado está un tema, muy importante, todos aquellos que pretenden ofrecer un servicio de acceso a internet, deben "negociar" y ajustarse a lo que imponen las grades empresas que "manejan" internet en Argentina. Coincido que se debería mejorar sustancialmente esas condiciones y permitir que el negocio "Internet" esté en la mayor cantidad de empresas posibles, en un marco 'jurídico' más democrático.

    ResponderEliminar
  3. Fe de errata: un usuario doméstico, que es el que compra vía internet, debería tener al menos una velocidad de descarga de entre 7,5 a 10 MB

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.